domingo, 16 de enero de 2022
viernes, 3 de diciembre de 2021

En ascensor hasta lo alto de la torre de la Catedral

Ya está operativo el nuevo ascensor a la torre de la Catedral de El Burgo de Osma. Una apuesta firme del Cabildo Catedralicio por el mantenimiento y puesta al día del templo.

Audio de Cope Uxama
12 03 obispo ASCENSOR

Ya se puede subir a lo alto de la torre de la Catedral de El Burgo de Osma sin pasar por los 160 escalones de su escalera de caracol. El obispo de Osma Soria, Monseñor Abilio Martínez Varea, ha bendecido e inaugurado esta mañana el ascensor sufragado de forma íntegra por el Cabildo Catedralicio.

            No han faltado a la cita los políticos provinciales como el subdelegado del Gobierno, la delegada de la Junta o el alcalde de El Burgo de Osma. También estaban presentes los responsables de la empresa encargada de los trabajos, Francisco Ruiz Cano y el arquitecto José Francisco Yusta.

            Por cinco euros podrá accederse al ascensor de la torre sin tener que adquirir la entrada para todo el templo. Un máximo de trece personas podrán subir cada viaje en un ascensor moderno que les llevará a conocer más sobre la vida de los campaneros, los toques de campana o los singulares yugos, el reloj y la carraca que se muestran en las diferentes alturas. Sin duda el gran atractivo serán las impresionantes vistas de El Burgo de Osma que se aprecian desde la torre.

            En el año 2014, las obras de adecuación de la torre de la catedral para las visitas permitieron incorporar los espacios interiores de la torre a las visitas, sin embargo se comprobó que la mayoría de los potenciales visitantes tenían dificultades de movilidad para subir, por ello el cabildo planteó la necesidad de facilitar el acceso mediante la construcción de un ascensor.

Las obras llevadas a cabo durante este año 2021 en la torre se han centrado en la adecuación de los espacios interiores para permitir la instalación de un ascensor con capacidad para 13 personas, para lo que ha sido necesario reorganizar los elementos estructurales de madera de los tres niveles existentes y la instalación del ascensor. Con el fin de mejorar el acceso al balcón que remata el cuerpo prismático de la torre ha sido necesario bajar el segundo forjado de madera 40 cm. respecto a su emplazamiento inicial, aumentando por tanto la altura libre de la planta. Esta operación, que ha resultado muy laboriosa se ha realizado sin desmontarlo, de una sola pieza, mediante puntales telescópicos que se han ido acortando lentamente, alojando las vigas principales en los apoyos nuevos. También ha sido necesario mejorar el circuito eléctrico que alimenta el ascensor desde el cuadro general, sustituyendo el cableado y dotándolo de un transformador de potencia suficiente para el ascensor y los motores de las campanas.

Los espacios interiores se han reorganizado adaptándolos a la situación del ascensor y en la puerta de acceso desde la calle se ha recuperado su geometría, reponiendo con injertos de piedra caliza las roturas que presentaba y que probablemente se realizaron para introducir alguna de las sucesivas calderas que ocuparon el espacio interior de la torre cuando se utilizó como cuarto para la instalación de la calefacción de la catedral.

Por último también se han repuesto las protecciones frente a las palomas en los huecos del cuerpo de campanas de manera que sea posible el volteo de aquellas que están dotadas de esa opción.

El presupuesto de las obras ha ascendido a 143.846,56 ?, IVA incluido.


PUBLICIDAD